Trump pide a la ONU que “haga rendir cuentas” a China por “infectar al mundo” con el coronavirus

Donald Trump utilizó este martes la plataforma de la Asamblea General de Naciones Unidas, la gran reunión anual de la comunidad internacional, para atacar a su gran rival durante su primer mandato como presidente de EE.UU.: China.

Trump ha utilizado a China y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) como chivos expiatorios de la crisis sanitaria y económica desatada por el virus en EE.UU., el país más afectado del mundo, con 200.000 muertos y millones de puestos de trabajo eliminados por las restricciones para controlar la pandemia.

En su discurso, apenas a 40 días de la cita con las urnas para su reelección, en la que su gestión de la pandemia  insistió en apuntar con el dedo a China. Acusó a la segunda potencia mundial de «infectar al mundo» ya que, según sus palabras, «en los primeros días con el virus, China cerró los vuelos domésticos pero permitió vuelos al extranjero». Por ello, exigió a la ONU que China «rinda cuentas».

A la par que a China, Trump acusó a la OMS de complicidad con la dictadura comunista. Aseguró que la organización -que está bajo el paraguas de la ONU- está «controlada» por China. Acusó a ambas de decir al comienzo de la crisis que no había evidencias de transmisión entre humanos y de negar que las personas asintomáticas pudieran transmitir el virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »