Republicanos destituyen a Liz Cheney del liderazgo en la Cámara de Representantes

El dominio de Donald Trump sobre el Partido Republicano se ha consumado hoy después de que los republicanos despojasen de su cargo de liderazgo a la congresista Liz Cheney, por su negativa a permanecer callada ante las mentiras del exmandatario, quien sigue manteniendo que las elecciones presidenciales de 2020 le fueron robadas. La hija del exvicepresidente de Geroge W. Bush (2001-2009) declaró que, de ahora en adelante, hará todo lo que esté en su mano para que Trump “no vuelva a acercarse al Despacho Oval”.

El voto de los republicanos, a puerta cerrada y, finalmente a voz alzada en lugar de secreto, se produjo tras un desafiante discurso de la hija de Dick Cheney, que provocó el abucheo de sus compañeros de filas. La decisión de apartar a Cheney es un claro aviso de que el partido no tolerará la disidencia ni ningún desacuerdo con Trump, al que consideran una figura clave para poder ganar la mayoría en la Cámara de Representantes en las elecciones de medio mandato en 2022 -en 2018, los republicanos perdían la mayoría en la Cámara tras mantenerla durante ocho años-.

Cheney, 54 años, se dirigió brevemente a sus compañeros de partido poco antes de iniciarse la votación, para dejar claro que, lejos de silenciarla, comenzaba su lucha por recuperar el partido de las garras de Donald Trump. “Si quieren líderes que posibiliten y expandan mentiras destructivas, yo no soy su persona, tienen muchos otros que elegir para eso. Ese será su legado”, declaró Cheney, según relatan medios norteamericanos con fuentes conocedoras de lo sucedido a puerta cerrada en el Capitolio.

Sin ningún ápice de remordimiento ante la batalla que está dando, Cheney prometió que “después de lo sucedido hoy, lideraré la lucha para restaurar los principios conservadores en nuestro partido y en nuestra nación, derrotando al socialismo, defendiendo nuestra República, haciendo que el GOP [Great Old Party, como se conoce al Partido Republicano] vuelva a ser merecedor de ser el partido de Lincoln”. La congresista por Wyoming finalizó  su alocución con una plegaria, al citar un versículo de la Biblia que dice: “Ye shall know the truth and the truth shall set you free” (Conocerás la verdad y la verdad te hará libre).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »