Funeral del príncipe Felipe de Edimburgo será el 17 de abril

La familia real británica se despedirá de príncipe Felipe, esposo de Isabel II, el próximo sábado en un funeral privado en el castillo de Windsor, en presencia del príncipe Enrique pero sin su esposa, Meghan, anunció este sábado el Palacio de Buckingham.

Los funerales tendrán lugar a las 3 p.m. (hora local) en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, a unos 40 kilómetros al oeste de Londres, donde el duque de Edimburgo, fiel apoyo de la soberana durante siete décadas, murió «plácidamente» el viernes por la mañana, a los 99 años.

Solo 30 personas, incluyendo a sus cuatro hijos (Carlos, Ana, Andrés y Eduardo), sus nietos y otros familiares, podrán asistir al funeral, a causa de las reglas impuestas para atajar la pandemia de coronavirus.

El príncipe Enrique, que vive en California después de haber abandonado la monarquía el año pasado, acudirá a la ceremonia. Sin embargo, su esposa, Meghan, que está embarazada, no lo hará y se quedará en Estados Unidos, siguiendo el consejo de su médico, según informó un portavoz del palacio. Al comienzo de la ceremonia se guardará un minuto de silencio en todo el país.

El funeral tendrá lugar cuatro días antes del cumpleaños de la reina, que cumplirá 95 años el 21 de abril.

Su hijo mayor, el príncipe Carlos, declaró este sábado que tanto él como la familia real extrañan «enormemente» al príncipe Felipe, al que se refirió como «una persona muy especial»

Carlos alabó su «destacado servicio dedicado a la reina, a mi familia y al país» y afirmó que su padre «se habría asombrado por la reacción y las conmovedoras cosas que se han dicho sobre él».o nacional

Reino Unido le rinde tributo al príncipe Felipe

En el país, que inició un luto nacional que durará hasta el día siguiente del  funeral, ya empezaron los homenajes.

Desde la Torre de Londres, a orillas del Támesis, los castillos de Edimburgo, Belfast, Gibraltar o los barcos de la Royal Navy, donde sirvió durante la Segunda Guerra Mundial, el retumbar de los cañoness resonó desde el mediodía.

Esta salva, la primera de una serie de 41 (una por minuto), rindió homenaje al patriarca de la familia real británica, nacido en Corfú como príncipe de Grecia y Dinamarca y que tuvo una infancia errante por toda Europa.

Los príncipes Andrés y Eduardo visitaron el sábado a su madre Isabel II en el castillo de Windsor. «La reina ha estado fantástica», dijo a los periodistas la condesa de Wessex, Sofía, esposa del príncipe Eduardo, al salir del castillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »