El testimonio de una madre de Texas que entro a rescatar a sus dos hijos en medio del tiroteo

Con el paso de los días, siguen apareciendo testimonios sobre el tiroteo que se registró el pasado martes 24 de mayo en la escuela primaria Robb, en Uvalde, Texas, donde el adolescente Salvador Ramos, de 18 años de edad, asesinó a 19 niños y dos maestras

Angeli Rose Gómez, de 40 años, condujo 50 kilómetros desde su trabajo hasta el colegio cuando se enteró del tiroteo y al llegar vio una aparente falta de respuesta por parte de las fuerzas de seguridad. Por ello, pasó el cordón policial, saltó la valla del centro y se coló dentro para rescatar a sus dos hijos, estudiantes de segundo y tercer curso. «La policía no estaba haciendo nada», dijo Gómez a ‘The Journal’. «Simplemente estaban parados fuera de la cerca.

No olvidará lo que sintió al ver a sus hijos con vida y presencia cómo le agradecían por haber sido sacados de ese lugar. “Me dijeron ‘mami, gracias’ y decían que me querían mucho, me abrazaban por el miedo que tuvieron y luego se dijeron entre sí lo mucho que se querían”, reveló.

“Si (el tirador) me mataba a mí, pues me mataba”, expresó Gómez, quien en medio del caos logró recoger a sus hijos de diferentes sitios dentro del plantel.

Gómez consiguió paz cuando pudo tener a Vladimir y Pablo en sus brazos. Sin embargo, sintió el peso del acto inconsciente que acababa de protagonizar.

“En ese momento no pensé en que tal vez los podía poner en peligro si (el tirador) nos escuchaba y nos disparaba”, dijo la madre, que tuvo que recorrer varios lugares para lograr rescatar a sus hijos.

Explicó que, antes de entrar en esa escena, algunas personas trataron de detenerla, pero ella hizo caso omiso. “A esta madre no la van a poder parar”, recordó.

Según ‘The Wall Street Journal’, los agentes federales esposaron a Gómez por «intervenir en una escena de crimen activa», mientras ella y otros padres exigían que los oficiales entraran en la escuela. Uno de ellos incluso fue rociado con pimienta cuando intentaba acceder al colegio. Gómez persuadió a los agentes de la ley de Uvalde para que la liberaran y cuando lo logró se alejó de la multitud. Luego saltó la cerca, corrió dentro de la escuela para coger a sus hijos y salió con ellos con vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »