El gobernador de Kentucky confirma 64 muertos por los tornados

El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, ha confirmado este lunes que al menos 64 personas perdieron la vida por la cadena de tornados registrados el fin de semana, una cifra inferior a los 70 que barajaban las autoridades en estas últimas horas pero que «sin duda» aumentará a medida que aumenten los trabajos de búsqueda en las zonas afectadas.

El balance de Beshear incluye además 105 personas desaparecidas, mientras que en el global de la región habría que sumar los 6 muertos en Illinois, 4 muertos en Tennessee, dos muertos en Misuri y dos muertos más en Arkansas.

Sin embargo, la cifra de fallecidos probablemente aumentará. «No cabe duda de que habrá más. Creemos que habrá más de 70 seguro, incluso 80, pero con este nivel de daños y escombros podría pasar una semana o más tiempo incluso hasta que tengamos un recuento definitivo del número de vidas perdidas», ha explicado Beshear en rueda de prensa.

Mientras, la Casa Blanca ha informado de que el presidente Joe Biden viajará a Kentucky el miércoles para comprobar los daños en persona. Concretamente visitará Fort Campbell, Mayfield y Dawson Springs.

Biden aprobó la declaración de emergencia para Kentucky el pasado sábado y al día siguiente declaró desastre mayor para ese estado, con lo que la financiación federal podrá estar a disposición de las zonas afectadas.

MEDIO CENTENAR DE TORNADOS

Los servicios meteorológicos han registrado alrededor de 50 tornados entre el viernes y el sábado en Kentucky, Arkansas, Illinois, Indiana, Misisipi, Misuri, Ohio y Tennessee. El nivel de destrucción hacía temer al menos un centenar de fallecidos, si bien por ahora se han confirmado 64.

Beshear, que ha comparecido este lunes ante los medios, ha asegurado que el balance «seguro estará por encima de 70, quizás de 80». «Podríamos tardar semanas hasta tener un recuento real tanto de fallecidos como de destrucción», ha dicho, antes de apuntar que hay más de cien desaparecidos.

Entre las víctimas ya identificadas hay al menos seis menores de edad, la más pequeña de ellas de apenas cinco meses. El gobernador ha ordenado que todas las banderas de instituciones públicas ondeen a media asta durante una semana en homenaje a todos estos fallecidos, informa la cadena CNN.

Beshear calcula en «miles» las viviendas destruidas y en localidades como Dawson Spring, en la zona oeste del estado, la devastación es prácticamente absoluta. El alcalde, Chris Smiley, ha asegurado que la zona es un auténtico «caos», con un 75 por ciento de la comunidad destruida: «Es lo peor que he visto nunca».

El gobernador se ha dirigido a los ciudadanos del estado, especialmente a los de la parte oeste, con un discurso emotivo en el que ha prometido que el Gobierno y la población estarán de su lado. «No nos vamos a ir a ninguna parte. Estaremos con vosotros hoy, estaremos con vosotros mañana y estaremos con vosotros en la reconstrucción», ha señalado.

 

Translate »