DeSantis declara estado de emergencia en la localidad de Piney Point debido a una fuga en un depósito de aguas residuales

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el estado de emergencia en la localidad de Piney Point debido a un derrame en un estanque que contiene desechos residuales. El incidente amenaza con inundar las casas cercanas y contaminar las aguas de la bahía de Tampa.

DeSantis visitó este domingo la zona donde se encuentra la planta en desuso desde 2001 y sus estanques de retención, uno de los cuales, que contiene entre 700 y 800 millones de galones (entre 2,600 y 3,000 millones de litros) de líquido, presenta grietas y filtraciones y hay peligro de que se rompa y libere su contenido.

«Estamos tratando de prevenir y, si llega a ser necesario, de responder a una situación realmente catastrófica de inundación», declaró el gobernador en una rueda de prensa con autoridades del condado Manatee y del Departamento de Protección Medioambiental de Florida (DEP, por su sigla en inglés).

¿Qué es Piney Point?

Es una planta de fabricación de fertilizantes propiedad de la compañía HRK Holdings y en desuso desde 2001. Algunos de los productos industriales de que se utilizaban todavía se almacenan allí, como agua contaminada o yeso fosforado, una sustancia que se guarda en pilas y se monitorea por su radiactividad. La gestión de esos materiales es cara la planta es de propiedad privada.

¿Cuáles han sido los últimos movimientos para evitar la fuga?

DeSantis ha movilizado recursos estatales para evitar una fuga catastrófica de cientos de millones de galones de aguas residuales en hogares y negocios cercanos y han duplicado la velocidad a la que se vierten las aguas residuales en la Bahía de Tampa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »