Dejan 2 autobuses llenos de inmigrantes cerca de la residencia de Kamala Harris

Dos autobuses de migrantes de la frontera entre Estados Unidos y México fueron dejados cerca de la casa de la vicepresidenta Kamala Harris en Washington el jueves por la mañana en la amarga batalla política sobre las políticas de inmigración de la administración Biden.

No quedó claro de inmediato qué líder republicano los había enviado. El gobernador de Texas, Greg Abbott, ha estado transportando inmigrantes fuera de Texas a ciudades con alcaldes demócratas como parte de una estrategia política este año porque afirma que hay demasiadas llegadas a través de la frontera de su estado.

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, también adoptó esta política, y el gobernador de Florida, Ron DeSantis, también participó recientemente. Fue ideado por primera vez por el ex presidente Donald Trump.

Alrededor de dos docenas de hombres y mujeres se pararon afuera del Observatorio Naval de EE. UU. al amanecer, sosteniendo bolsas de plástico transparente con sus pertenencias que trajeron al otro lado de la frontera, antes de trasladarse a una iglesia cercana. La oficina de Harris no hizo comentarios de inmediato.

Marisela Castillo Apitz, directora de la ONG Humanitarian Action, que opera en Washington DC y que atiende a migrantes afirmó que los migrantes se quedaron “desconcertados y perdidos en estas calles”: “Desde Texas les dijeron que los iban a llevar a una estación de autobuses, de pronto los dejaron en estas calles y se dieron cuenta que era mentira, que eran parte de un show político”, dijo.

La activista indicó que su organización acompaña a los migrantes a iglesias y refugios temporales.

“El problema es que la mayoría de ellos no tiene a nadie acá, entonces se encuentran aún más vulnerables, porque no saben a dónde dirigirse -lamentó-. Ahora deben empezar su vida desde cero”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »