CUÁLES SON LOS PUNTOS DE DISCUSIÓN POR LOS QUE NO TERMINAN DE APROBAR EL ESTÍMULO?

Los demócratas quieren extender los pagos semanales por desempleo de $ 600, mientras que los republicanos quieren recortarlos. La ley de estímulo de $ 2.2 billones agregó un suplemento de $ 600 por semana para aquellos con seguro de desempleo, pero los conservadores han argumentado que desalienta a las personas a regresar al trabajo en ciertos estados porque excede sus salarios normales. El proyecto de ley de la Cámara ampliará el beneficio completo hasta enero, mientras que la medida del Senado lo reduciría severamente, reduciéndolo a $ 200 por semana. La suma global eventualmente se reemplazaría con un beneficio recién calculado que, cuando se combina con los beneficios estatales, se limitaría al 70% de los ingresos anteriores de un trabajador.

Los Republicanos piden que no haya mas asignaciones en dinero para los gobiernos estatales, pues señalan que parte del dinero asignado en la ley de estímulo de marzo aún no se ha gastado , mientras que los Demócratas argumentan que los gobiernos necesitarán otra infusión importante de ayuda para mantener a los trabajadores esenciales en las nóminas y compensar la pérdida de ingresos después de la disminución del turismo y el gasto durante la pandemia y asignaría $ 1 billón para los gobiernos estatales y locales.
Los demócratas proponen que los indocumentados reciban dinero. Los Republicanos piden limitar la ayuda a quien haya presentado impuestos conjuntamente con alguien que haya usado un Número de identificación de contribuyente individual.

La propuesta republicana mantendría la cantidad de $ 500 establecida en el primer estímulo, pero también permitiría que los dependientes adultos califiquen . Los demócratas también aumentan la cantidad de dinero por niño a $1,200 para hasta tres niños por familia. .

La propuesta republicana condiciones algunos fondos escolares a la reapertura de las escuelas, la propuesta demócrata fya fue aprobada en mayo,con un paquete de 100 mil millones incluidos para la educación y se resiste a admitir el condicionamiento de apertura.

El proyecto de ley republicano asignaría $ 105 mil millones para que los estados destinen a las escuelas. De ese dinero, $ 5 mil millones se reservarán para que los gobernadores los usen a su discreción, y $ 30 mil millones se destinarán a colegios y universidades. Los $ 70 mil millones restantes irían a escuelas primarias y secundarias, con dos tercios de la ayuda designada para las escuelas que han comenzado a reabrir y dar clases en persona.
Ambas propuestas asignarían nuevamente otra ronda de pagos directos de $ 1,200 a familias estadounidenses, duplicando una disposición en la ley de estímulo promulgada en marzo que eliminaría gradualmente la cantidad de dinero para ingresos individuales superiores a $ 75,000.

Translate »