Corte de Inmigración colapsa con dos millones de casos

Desde que asumió el control de la Casa Blanca en enero del 2021, el gobierno de Joe Biden ha emitido memorandos y órdenes ejecutivas para desarmar la política migratoria de ‘tolerancia cero’ del gobierno anterior y preservar la vigencia del debido proceso migratorio.

Pero veinte meses después el panorama en la Corte de Inmigración (EOIR) es inquietante: el gobierno ha admitido más de 1 millón de nuevos solicitantes de asilo, señala este martes un reporte del diario The New York Times.

En enero de 2021, cuando Biden asumió el cargo, la cantidad de expedientes pendientes de resolución en la EOIR era de aproximadamente 1.2 millones, de acuerdo con datos del Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse, Nueva York, reportados por Univision Noticias.

A mediados de julio de este año, el TRAC dijo que investigadores había registrado 1,821,440 casos a fines de junio de 2022. Con esa cantidad de casos, en promedio los tribunales se demoran 3.09 años en resolver un expediente, espera que para muchos extranjeros que vienen en busca del sueño americano se convierte en un infierno. Pero para otros las demoras son toda una bendición.

Ingresos ilegales exitosos

El alto número de hallazgos o arrestos de indocumentados en la frontera sur en los últimos dos años es utilizado por los republicanos para insinuar que constituyen una invasión y se convierten en una grave amenaza para la seguridad pública y nacional de Estados Unidos. Pero el discurso no detalla que la mayoría de los extranjeros que llegan a la frontera son deportados y otros son colocados en procesos de deportación, donde tienen la oportunidad de pedir asilo.

Y en cuanto al cruce ilegal exitoso, medida que podría ser considerada para justificar el argumento de una supuesta invasión, como señalan algunos, no hay registros oficiales.

El proceso de asilo

A partir del 31 de mayo el gobierno implementó una nueva política de asilo en la frontera con México. Ya no son los jueces de inmigración los únicos que otorgan la protección humanitaria, sino que se sumaron agentes de asilo de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).

La norma, anunciada a finales de marzo por el DHS y el Departamento de Justicia, otorga poderes discrecionales temporales a los agentes de asilo para conceder, referir o rechazar peticiones antes de que estas lleguen a los tribunales de inmigración.

El protocolo fue activado para “mejorar y acelerar el procesamiento de solicitudes de asilo presentadas por no ciudadanos sujetos a deportación acelerada, asegurando que aquellos que son elegibles para asilo reciban ayuda rápidamente, y los que no lo son sean puestos en proceso de expulsión acelerado”, explicó el gobierno.

De acuerdo con la regla, primero los casos pasan por la oficina de asilo político de USCIS. Si son negados, terminan finalmente donde un juez de inmigración.

Fuente: Univision

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »