Administración Biden otorgará otras 20,000 visas para extranjeros interesados en empleos no agrícolas

El Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Trabajo asignarán miles de visas de trabajo temporal para ciudadanos de Honduras, El Salvador, Guatemala y Haití en 2022, dijeron las agencias federales el lunes, solo días después de que la administración del presidente Biden fuera criticada por no invitar los países del Triángulo Norte, junto con otras naciones de América Latina y el Caribe, a su Cumbre por la Democracia.

Los permisos son parte de un grupo de 20,000 visas H-2B adicionales que autorizan a los empleadores estadounidenses a contratar temporalmente a extranjeros que no trabajen en la agricultura. Estarán disponibles para contratar a más empleados durante la primera mitad del año fiscal del gobierno, que va de octubre a septiembre. Si bien la mayoría de las visas complementarias se otorgarán a los trabajadores que regresan, se reservarán 6.500 para salvadoreños, hondureños, guatemaltecos y haitianos.

La medida se produce cuando la administración Biden promociona un alto crecimiento del empleo y aparecen en los titulares noticias de jefes de empresa que luchan por encontrar suficientes trabajadores para sus negocios. Entre los requisitos para emitir visas H-2B está que el empleador debe demostrar que no hay suficientes trabajadores estadounidenses para satisfacer la demanda.

“Las visas H-2B adicionales ayudarán a impulsar la recuperación económica histórica de nuestra nación”, dijo el secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, y agregó que el programa se reformaría en un futuro cercano.

Samantha Power, directora de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, dijo que la medida ampliaría las oportunidades para los migrantes indocumentados al tiempo que aborda los impulsores económicos de la migración desde el Caribe y las naciones latinoamericanas en crisis.

“Este trabajo es un complemento fundamental de las inversiones que Estados Unidos está haciendo para crear empleos, reducir la violencia, estimular la productividad agrícola y fortalecer la gobernabilidad en Guatemala, Honduras, El Salvador y Haití”, dijo Power en un comunicado.

Agregó que su oficina ofrecería “apoyo” para conectar a los solicitantes de las naciones centroamericanas con empleadores estadounidenses y ayudarlos a navegar el proceso de solicitud de visa.

El presidente Biden ha hecho de las relaciones entre Estados Unidos y América Central, con un enfoque en Honduras, Guatemala y El Salvador, un cimiento de su agenda diplomática. Lanzó un plan de $4 mil millones como parte de su plan de campaña para abordar las “causas fundamentales” de la migración de Centroamérica a Estados Unidos. Incluye el desarrollo de las economías regionales, el fortalecimiento de las instituciones democráticas y la lucha contra la corrupción en la región.

Translate »